La galeaza

Famosas por su participación en la Batalla de Lepanto, las galeazas fueron uno de los colofones de la evolución de las galeras, construidas para contrarrestar el creciente poder de los barcos de guerra a vela: se trataba de verdaderas fortalezas flotantes, enormes, altas y artilladas. Su aparición y breve existencia, en los siglos XVI-XVII, responde al contexto del Mediterráneo de la época.

Galeaza 2

Una galeaza. Extraído de Cog and Galley – A floating fortress, the galleass.

El Mediterráneo en guerra

Entre finales de la Edad Media y principios de la Moderna, el Mediterráneo es una de las zonas más conflictivas del planeta. El creciente poder del Imperio Otomano ha establecido su dominio en el Mediterráneo Oriental, a la par que alienta y protege a los piratas y corsarios berberiscos para sembrar el caos en el Occidental. Los sultanes turcos no ocultan su objetivo: dominar el mar como un primer paso para la conquista de toda Europa. Su principal oponente es el imperio de los Habsburgo, que en tierra frena a sus ejércitos en Viena, mientras que en el mar les combate con la poderosa flota española.

La antigua superpotencia mediterránea, Venecia, queda encajada entre estos colosos, empeñada en mantener su independencia a cualquier coste, y basculando en sus alianzas entre uno y otro según su conveniencia. Puede que sea una sola ciudad con un imperio diminuto, pero tiene la mejor marina de guerra del Mediterráneo, los arsenales más grandes y productivos y excelentes marineros e ingenieros navales, de quienes nacerá la idea de la galeaza.

map-ottoman-christian-frontier

Potencias navales enfrentadas: los crecientes imperios Habsburgo y Otomano, con Venecia encajada entre ellos. Extraído de and that’s the way it was – Today in Mediterranean history: the battle of Lepanto (1571).

Invención y características de las galeazas

A la vista de la situación, no resulta sorprendente que las galeazas, que adquirieron fama en la lucha contra los turcos, se ideasen para competir con los españoles. Como explica Angus Konstam en Renaissance war galley (1470-1590), los venecianos quieren contrarrestar el poder de la enorme galera llamada bastarda, muy en boga entre la marina española de principios del XVI. Así que deciden ir más lejos y crear una nave aún más grande y fuerte.

Las primeras galeazas aparecen en la década de 1530, surgidas del vientre del Arsenal de Venecia. Como se dice en Técnicas bélicas del mundo moderno 1500-1763, ningún otro astillero podría haber creado un portento semejante. Sus cifras son impresionantes para la época: rondan los 47-49 metros de eslora y los 8-12 de manga, el doble que las galeras más ligeras; cada uno de sus 76 remos precisa de 6 remeros, y ni así, como veremos, es fácil impulsarlas; su armamento se compone de 23 piezas ligeras, 20 cañones montados sobre raíles y, en la batería, unos 5 grandes cañones, capaces de disparar proyectiles de 23 kg., y dos o tres que disparan balas de 11 kg.

La galeaza es una fortaleza flotante: es enorme, con tantos cañones que tiene que colocar algunos incluso entre los remeros, está protegida de los abordajes por su gran tamaño y su alto francobordo, y está dominada por dos inmensos y densamente artillados castillos de proa y de popa; todo ello rematado por un espolón medieval, situado sobre el nivel del agua porque su propósito no es hundir barcos enemigos, sino destrozar los remos de sus costados y dejarlos a la deriva. Además, pueden llevar 250 soldados y 70 marineros.

Ha sido especialmente diseñada para poder soportar los cañones de mayor calibre que se conocen en el Mediterráneo de la época. De hecho, en Técnicas bélicas del mundo moderno 1500-1763, se defiende que la idea de la andanada nace con las galeazas.

Su punto débil es el movimiento. Resulta tan pesada que a sus muchos remeros les cuesta impulsarla, así que suele ser remolcada a la batalla por naves más ligeras y una vez en ella se suelta para que la hagan maniobrar los remeros. Cuenta con tres mástiles, cada uno con una vela latina, pero, como afirma Konstam, son algo complementario, como en las restantes galeras.

Galeaza 1

Una galeaza, tal como aparece en KONSTAM, Angus; BRYAN, Tony, Renaissance war galley 1470-1590. Oxford, Osprey Publishing, 2002, página 32.

Para entender cómo se usa la galeaza, se debe recordar cómo es la guerra naval del Mediterráneo en el siglo XVI. Pese a la generalización de las armas de fuego, el combate sigue basándose no en hundir las naves enemigas, sino en acribillar a sus defensores para debilitarles y entonces abordarles, capturando así las embarcaciones; las batallas navales aún son una prolongación de las terrestres, actuando el barco principalmente como plataforma de infantería. Y el barco más usado para la guerra sigue siendo la galera, ligera, veloz y con capacidad de llevar a muchos soldados, pero también muy plana y relativamente frágil. Así, en los combates, el mar se cubre de galeras que, en medio de una gran confusión, se abordan unas a otras.

Las galeazas sólo tienen sentido en esta clase de guerra naval. La idea es simple: su función es las cargar contra la formación enemiga, rompiendo las líneas de sus galeras gracias a su solidez y a su artillería. Así, cuando sus aliados inicien su ataque, estos castillos flotantes estarán dentro de la formación enemiga, disparando andanadas y embistiendo con su espolón a todo el que tengan cerca, a la par que, con su gran tamaño, castillos y armamento, resultan casi imposibles de abordar. El resultado es el caos dentro de la flota enemiga, que se ve incapaz de luchar en condiciones.

La galeaza en acción

A lo largo de su historia, las galeazas participarán en varias contiendas, pero su uso más destacado es en la Batalla de Lepanto (1571), motivada por las ambiciones turcas. El sultán Selim II (1566-1574) quiere realizar una maniobra de pinza sobre Europa, atacando Chipre y poniendo sus ojos en Italia, mientras que tropas se preparan para marchar sobre Austria. La amenaza es tal que todas las potencias cristianas se ven obligadas a unirse contra ella, formándose la Liga Santa, con España, los Estados Papales, Venecia, Génova, la Orden de Malta y Saboya.

La Liga Santa decide realizar un ataque preventivo contra la flota que los turcos están reuniendo en las costas griegas para el ataque a Italia. La localizan en el golfo de Lepanto. En la batalla, las galeazas aportadas por Venecia serán claves, pese a su escaso número: son 6 en una flota formada por entre 208 y 227 galeras y galeotas, 76 fragatas o bergantines y 24 naves de servicio, con entre 84.000 y 98.000 hombres, mientras que la armada turca se compone de unas 210 galeras y 87 galeotas y fustas, contando con entre 75.000 y 90.000 combatientes.

Las galeazas inician la batalla, arremetiendo contra la formación turca, apostada en el interior del golfo. Al darse cuenta de la naturaleza de sus atacantes, los turcos se verán obligados a elegir: o les disparan con sus cañones, lo que requiere exponer sus flancos a la artillería y espolones de las galeazas, o las rodean, lo que implica dividir y desordenar su formación. Los turcos eligen esto último, y lo pagan caro: los grandes cañones venecianos les alcanzan de todas formas, la flota cristiana ataca antes de que puedan reordenarse, y las galeazas, tras atravesar la formación otomana, viran en redondo para atacar su retaguardia, acribillando y embistiendo a todo lo que se pone a su alcance, y dejando a los turcos atrapados entre dos fuegos.

Galeaza rompiendo la formación turca en Lepanto

Las galeazas venecianas rompen la línea turca en Lepanto. Extraído de KONSTAM, Angus; BRYAN, Tony, Lepanto 1571 – The greatest naval battle of the Renaissance. Oxford, Osprey Publishing, 2003, páginas 70-71.

La Batalla de Lepanto termina con una sonora victoria cristiana y aunque no se quiebra el poder turco, da al traste por muchos años con sus planes de conquista. Las galeazas han sido claves para que la Liga Santa haya podido imponerse a un enemigo considerado entonces casi invencible.

Aunque es especialmente famosa su intervención en Lepanto, las galeazas seguirán en activo y participarán en diversos combates, y no sólo en el Mediterráneo. Por ejemplo, la “Armada Invencible” con la que, en 1588, Felipe II trata de invadir Inglaterra, cuenta con cuatro galeazas. Su papel aquí será poco lucido: los navíos ingleses las eluden repetidamente con su superior velocidad o metiéndose en zonas de bancos de arena, donde resulta muy difícil maniobrar; en todo momento, las cañonean a distancia, debilitándolas poco a poco. Para las galeazas, aquella desastrosa campaña supone una verdadera humillación, que deja al descubierto sus puntos débiles. El final de estas naves no es abrupto: conforme avance el siglo XVII, irán siendo abandonadas por otros modelos.

La galeaza en la cultura popular

Todavía hoy, la galeaza mantiene su fama como uno de los barcos más representativos de la época renacentista. En algunos videojuegos históricos, por ejemplo, se pueden usar galeazas. Es el caso de Medieval II Total War o Civilization V.

Galeaza de Civilization V

La galeaza de Civilization V – Extraído de Civilization V CIVILOPEDIA Online.

Galeaza de Medieval II Total War

La galeaza de Medieval II Total War – Extraído de Total War Wiki.

Las galeazas también son mencionadas en Canción de hielo y fuego, concretamente en el libro Danza de dragones, aunque hasta ahora no ha aparecido ninguna directamente en la historia.

Bibliografía

  • Jörgensen, Christer; Pavkovic, Michael F.; Rice, Rob S.; Schneid, Frederick C.; Scott, Chris L., Técnicas bélicas del mundo moderno 1500-1763, 2012, LIBSA, Madrid.
  • Konstam, Angus; Bryan, Tony, Lepanto 1571 – The greatest naval battle of the Renaissance, 2003, Osprey Publishing, Oxford.
  • Konstam, Angus; Bryan, Tony, Renaissance war galley 1470-1590, 2002, Osprey Publishing, Oxford.
  • RevistaNaval.com – La Batalla de Lepanto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s